Tecnología israelí devuelve el tacto a personas con nervios dañados por una amputación o lesión

Científicos de la Universidad de Tel Aviv inventaron un sensor diminuto que se implanta en el nervio dolorido y lo vincula con uno sano.

Los doctores Ben Maoz y Amir Adami desarrollaron un dispositivo que sirve para generar electricidad estática por fricción en un nervio dañado para anexarlo con otro sano. De medio centímetro por medio centímetro, este instrumento de dos pequeñas piezas de material aislante no necesita de electricidad ni pilas para funcionar.

El mismo se activa cada vez que toca un objeto, lo cual recrea una sensación del tacto. Cuando detecta la fricción, se carga automáticamente. El nuevo instrumento ayuda a personas con daños nerviosos a prevenir accidentes peligrosos y mejorar su calidad de vida.

En 2019, tanto Maoz como Adami, de la Universidad de Tel Aviv, comenzaron juntos con este novedoso reto. Desarrollaron este dispositivo y lo probaron en animales luego de un año de ensayos. Los mismos pudieron caminar sin problemas y la conclusión fue que el sensor permite responder a los estímulos sensoriales.

Por su parte, este aparato, casi impercetible, está hecho con materiales biocompatibles, seguros para el humano, y puede implantarse en cualquier lugar del cuerpo. Una vez completados los ensayos clínicos, según ambos profesionales, en un par de años saldrían al mercado internacional.

Cortesía: Aurora-Israel

Comparte este post en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *