David Barnea, es el nuevo jefe del Mossad israelí: ¿Quién es y porqué le ha designado Netanyahu?

David Barnea, de 56 años, asumió este 1 de junio la dirección de los servicios secretos de Israel, el Mossad, para sustituir a Yossi Cohen.

Barnea es un veterano de la organización que ha sido su subdirector durante los últimos dos años y conoce bien la fontanería de la todopoderosa agencia de espionaje israelí, una de las más controvertidas del mundo. Barnea, a quien le llaman también por su apodo Dedi, tendrá como principal objetivo “evitar que Irán adquiera armas nucleares”.

Ese fue el encargo que le dio el primer ministro Benjamin Netanyahu cuando anunció oficialmente su nombramiento hace una semana. En los últimos años, Irán y Hezbolá, los principales enemigos de Israel, han señalado al futuro jefe del Mossad como responsable de algunas de las operaciones contra objetivos

Casado y padre de cuatro hijos, Barnea tiene un master en administración de empresa en la Universidad de Nueva York y trabajó como banquero en una entidad financiera de inversión israelí. En 1996 se alistó en el Mossad y ha pasado por todos los niveles del escalafón.

Se desempeñó como soldado de combate en la unidad de comando de élite Sayeret Matkal y realizó operativos de primer orden dentro de la agencia que le llevaron a liderar el departamento que gestiona a los agentes de la organización en todo el mundo.

Es la conocida como división Tsomet, que está a cargo de localizar y reclutar activos dispuestos a infiltrarse en el lado enemigo, sobre todo en Irán y la milicia chií Hezbolá. El tiempo que Barnea dirigió la división Tsomet, la unidad ganó cuatro premios de seguridad nacional, según el diario Jerusalem Post.

The Times ha publicado que el jefe entrante de la agencia de espionaje israelí supo burlar los sistema secretos iraníes y penetrar en el archivo nuclear de la potencia persa para neutralizar información referida al desarrollo del programa atómico. El pasado mes de abril las instalaciones nucleares de Irán en Natanz sufrieron un ciberataque que paralizó el sistema durante horas. Teherán apuntó en seguida a un acto del Mossad para boicotear su programa y habló de “terrorismo nuclear”.

El nuevo jefe del Mossad es visto dentro de la organización como un “reformador” que está abierto a cambios estructurales y dispuesto a mantener la organización “de bajo perfil”, según señala el diario israelí Haaretz, algo que no siempre se ha cumplido bajo el mandato de Cohen, al que la prensa a menudo señala por sus apariciones públicas al lado de Netanyahu.

El Mossad ha cosechado varios éxitos es sus siete décadas de historia a menudo trufada de cierto halo de misterio y leyenda sobre la eficacia de sus agentes. En diciembre de 2020, todos los ojos apuntaron hacia la organización de seguridad exterior israelí cuando murió asesinado Mohsen Fakhrizadeh, el quinto científico relacionado con el programa nuclear iraní abatido desde 2010.

Comparte este post en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *